¿Qué HACER si Mi ESPOSO me PIDE un TIEMPO?

Cuando nuestra pareja nos pide un tiempo no siempre sabemos qué hacer, qué vendrá con esto y qué puede pasar si aceptamos y qué podes esperar de todo esto.
Pedir un tiempo no es algo que sea fácil de tomar, piensa que es cómo una herida expuesta en la piel, si no eres cuidadosa con ella muy seguramente irá a peor y causará más problemas, pero si la cuidas y le das su tiempo se puede recuperar y sanar, hay varios factores que dependerán para esta sanación y te explico aquí hacer hacer y qué no hacer.

Que SÍ hacer: Sé honesta todo el tiempo y habla todo.

En muchos casos cuando nuestra pareja nos pide un tiempo lo primero a hacer es enojarnos, llorar y rogarle que no se vaya.

Puedes en tu interior pensar que este el el fin de la relación, pero tienes que actuar de una forma más inteligente (y tranquila), escucha el porqué toma esa decisión y plantea hacer mejoras antes de decidir tomarse un tiempo.

Escucha la causa del porqué te está pidiendo un tiempo, esto suele ser muy importante para tenerlo en cuenta antes de tomar una decisión, en muchos casos aquí se pueden arreglar las cosas, evitar llorar o hacer una caos de esto, porque pocas veces funciona actuar así, lo mejor es saber y tener información de porqué tomó la decisión.

Que NO hacer: No te adelantes a la ruptura

Hay hombres que sin duda tienen dudas den su interior, que quieren valorar lo que tienen y viven en su momento, que ocupan el «darse un tiempo» como una forma de buscar la ruptura de una forma más suave, pero algunos otros en realidad lo que quieren es pensar y valorar.

Si la relación ya venía mal y en las peleas eran muchas puede ser este momento un espacio que buscar para valorar si en realidad tú eres la persona ideal en su vida.

Evitar darle los motivos para que piense que lo mejor es dejarte, en muchos casos las mujeres generan un caos y  montan un guerra simplemente porque su esposo quiere un tiempo para valorar y pensar, esto genera que pueda pensar que sin duda lo mejor es dejarte, mejor evita hacer esto.

Que SÍ hacer: Pon tiempos y fechas de valoración del acuerdo

Una vez que ambos hayan hablado y estén de acuerdo en que es mejor tomarse un tiempo, es hora de establecer algunos límites tanto de tiempo, como de lo que sí puede hacer la pareja y qué no.

Tienes que se clara en este sentido, hay hombres que piden un tiempo para no sentir remordimiento de salir con otras mujeres, incluso lo llegan usar como una pausa para que no se les diga que él fue infidelidad.

Sé clara que aceptas el tiempo, pero que ni tú ni él saldrán tomarán este tiempo para conocer a más personas, esto ayuda mucho para darte cuenta si hay alguien más.

Pon una fecha o incluso fechas donde se volverán a poner en comunicación para valorar lo que cada uno ha pensado y hablar el fin del tiempo que se ha tomado.

Que NO hacer: Mantener comunicación durante el tiempo separados

Un descanso significa exactamente eso. Y eso incluye una interrupción en la comunicación. Cuando de repente te encuentras sin alguien que ha ocupado gran parte de tu vida, es natural sentir un vacío. Y a su vez, es natural volver con la pareja.

Pero necesitas este tiempo para despejar tu mente y pensar. Pero si quieres estarle llamando o mandándole mensajes esto podría traer problemas para el regreso, lo ideal es no hacerlo y esto es algo que te recomiendo mucho.

Sé que podrías tú podrías tener muchas ganas de hablarle, pero esto tienes que controlarlo, es mejor mantenerte atenta a la distancia y esperar a que los tiempos y fechas se cumplan.

Que SÍ Hacer: establecer una fecha límite realista

Tomar un descanso de una relación sin un final a la vista puede crear confusión y ansiedad. Y en realidad, una ruptura abierta es una ruptura. Por eso es una buena idea establecer una fecha límite.

Establece un marco de tiempo con el que ambos se sientan cómodos. Puedes pensar que una semana de diferencia es suficiente. O puede que necesites un mes.

Solo asegúrate de cumplir con ese plazo una vez que esté establecido. Puedes ir a la mitad y saber que quieres quedarte con tu pareja. Pero es posible que necesiten más tiempo.

Cumplir con los plazos garantizará a todos el espacio que necesitan.

Que NO hacer: centrarse en ÉL y no en ti.

Por supuesto, un descanso es un momento para pensar en tu relación y las necesidades de tu pareja. Pero no te olvides de ti mismo en el proceso.

Tus necesidades y tu bienestar son importantes. ¡Utiliza este tiempo para TI!

Dedica tiempo a los pasatiempos que disfrutas. Comunícate con familiares y amigos. Y estar físicamente activa liberará hormonas para «sentirse bien» que pueden ayudarte a superar esta situación.

Cuidarte durante una ruptura te dará la confianza para tomar la decisión correcta.

Que SÍ hacer: hazte las preguntas importantes

Si bien te tomas el tiempo para concentrarte en ti misma, este también es el momento de comenzar a lidiar con los problemas importantes.

¿Ves las cosas claramente en ambos lados y comprendes las preocupaciones de tu pareja? ¿Estás poniendo el tipo de esfuerzo en la relación que deberías tener? ¿Te culpas a ti misma?

El tiempo que pases sola en un descanso también te dejará con otras preguntas que responder.

¿Eres más feliz sin tu pareja? ¿No te imaginas un futuro sin él? ¿O aguantas ahí porque no quieres estar sola?

A medida que te hagas las preguntas difíciles, te darás cuenta de la esencia de tus sentimientos. La parte que te permitirá tomar una decisión sobre tu relación que sea mejor para los dos.

Que NO hacer: establecer expectativas poco realistas

Nadie o ninguna situación es perfecta. Por lo tanto, establecer expectativas poco realistas sobre tu relación y tu esposo solo te preparará para el fracaso.

Date cuenta de que toda relación requiere trabajo. Se cometerán errores y se herirán los sentimientos. Pero es cuánto de ti misma estás dispuesta a invertir en esa relación lo que dictará el resultado.

Se realista sobre cada una de sus necesidades y debilidades. Se honesta sobre el papel que desempeña cada uno de ustedes. Valora cada aspecto y ten claro si en realidad vale la pena luchar por lo que tienen, no tomes la decisión porque tus hijos o por todo el tiempo que llevan juntos, valora más bien la calidad de la relación y qué tanto en verdad con compatibles.

Tomarse un tiempo en realidad puede hacer más fuerte tu relación.

Cuando estás en medio de una relación turbia, está bien querer dar un paso atrás y ver las cosas con más claridad. De hecho, tomarse un descanso puede proporcionarte la claridad exacta que necesitas. Solo entonces tendrás la confianza suficiente para saber cómo avanzar.

En muchos casos el sólo esperar, detenerse y pensar hace la diferencia, tanto de tu lado como el de él, no veas este proceso como un anuncio de separación, sino como un momento que te puede dar la oportunidad de mejorarla y arreglar todos los errores que se tienen entre ustedes.

No dejes de leer lo demás que tengo aquí en mi blog…

¡No vemos pronto!

Nacho Román

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *