¿Cómo ARREGLAR las cosas con Mi ESPOSO?

¿Si tienes problemas en tu relación pero no quieres que esto termine? No te preocupes, tu relación no está condenada al fracaso. Al contrario, estás atravesando un momento difícil en tu relación. Y esto es perfectamente normal.

Tarde o temprano la fase de luna de miel terminará, y vaya… DE VERDAD ES DIFÍCIL… Conocerse es difícil para todas las parejas. Y nadie es perfecto. Por eso es mejor intentar resolver las cosas antes de terminar toda la relación. Afortunadamente, existe una forma de solucionar cualquier problema.

Arreglar las cosas con tu marido no es algo súper complicado

En muchos casos la relación se sana con pequeños pasos que puedes cumplir y hacer de una forma fácil y sin tanta complicación.

Hay partes claves que tienes que volver a retomar, pero además es muy fácil que esas claves las vuelvas parte tuya y de esta forma no te costará trabajo cuidar tu relación y poder salir de ese problema con tu esposo.

Si todavía hay esperanzas en tu relación, aquí hay 9 consejos para superar un momento difícil con tu esposo.

1. Traten de pasar más tiempo juntos

A menudo, las relaciones son difíciles porque tú y tu pareja no pasan suficiente tiempo juntos. Y es comprensible por qué.

Muchas parejas tienen horarios de trabajo conflictivos o la vida muy ocupada. Las relaciones a distancia también van en aumento, lo que siempre es una lucha.

Traten de hacer tiempo el uno para el otro tanto como sea posible. Programen una cita o simplemente programen una fiesta de Netflix una vez a la semana. Algo que los haga mantener un tiempo juntos y que los dos disfruten pasar ese tiempo en compañía uno del otro.

2. Identificar el mal comportamiento

Una relación puede sacar lo mejor o lo peor de nosotros. ¿Has notado que siempre estás de mal humor cuando estás con tu pareja? ¿O notas que tu pareja se vuelve cada vez más deprimida o negativa?

Tu pareja debe sacar lo mejor de ti. Pero si ocurre lo contrario, piensa en tu comportamiento o en el de tu pareja e intenta identificar al culpable. Quién sabe, tal vez no tenga nada que ver con la relación.

Hay muchas factores en la relación que no siempre suelen verse ligado a lo que tú vives, evitarlos y ver la forma de solucionarlos sería lo mejor, pero es algo que tienes que valorar.

3. Mantén la confianza

La confianza es la base de cualquier relación. Incluso durante los malos momentos, es necesario tener confianza.

La confianza puede ser cualquier cosa. La confianza puede significar que saber que todos sus problemas se resolverán. La confianza también puede significar que tu pareja nunca irá en contra tuya, incluso en tiempos difíciles.

Incluso si los dos pelean o la chispa se desvanece, la confianza siempre los volverá a unir, por eso es tan importante cuidar y motivar la confianza en la relación.

4. Recuerda los buenos tiempos

Durante los malos momentos, siempre es fácil ser negativo y resentir a tu pareja. Pero obtienes lo que pones en el Universo.

Si deseas que la relación funcione, comienza a sentirse más positivo. La forma más sencilla de hacerlo es recordar los buenos tiempos.

Los buenos tiempos pueden significar cualquier cosa.

Quizás fue un día especial, como tu primera cita o el día de tu boda. También puede ser una combinación de ocasiones en las que tu pareja te hizo sonreír y reír. Incluso centrarse en lo que amas de tu pareja también puede aportar positividad.

5. Nunca dejes de amarlos

El amor es incondicional. Significa que tu amor es fuerte durante los buenos tiempos… y los malos. Incluso durante este momento difícil, nunca dejes de amarlo.

Pero es más fácil decirlo que hacerlo. Puedes estar enojada con su pareja o sentirse negativo hacia ella. Para que la relación funcione, la llama no se puede apagar. Y no es fácil cuando estás pasando por una mala racha.

Las pequeñas cosas mantienen vivo el amor, como los mensajes de texto de «hola» y «buenas noches». Recuerda una época en la que tu amor era más profundo. Repite esta vez saliendo en citas pequeñas o haciendo cosas que estabas haciendo en ese momento.

6. Escuche más a tu esposo

Hablar es fácil en una relación. Tienes muchas cosas en la cabeza y no puedes contarle todo a tu pareja. Pero puede que no sea tan beneficioso como crees.

En lugar de abrir la boca, abre los oídos. Deja que tu pareja hable primero. Te sorprenderás  de lo efectivo que puede ser esto; quién sabe, tal vez tu pareja ya conozca las soluciones a tus problemas.

7. Mantén viva la atracción

Durante los malos momentos, lo último en lo que puedes pensar es en el sexo. Pero te sorprenderá la cantidad de problemas que puede resolver el sexo.

La intimidad es importante en cualquier relación. El sexo y la atracción es lo que realmente te ayuda a conectarte. El sexo también estimula los neurotransmisores para sentirse bien que pueden ponerlo a él de mejor humor.

¿Sigues sintiéndote incómoda con el sexo durante este tiempo? Todavía hay pequeñas cosas que puedes hacer para encender esa chispa. Use atuendos sexys en la casa. Besar y abrazar más. Cualquier intimidad física reavivará esa chispa.

8. Pídele consejo a su familia y amigos

Nadie te conoce a ti y a tu relación mejor que tu familia y amigos. Por eso tendrán una o dos cosas que decir sobre la situación. Quién sabe, probablemente pasaron por una situación similar.

Pide un consejo. Puede que tengan algo valioso que decir. También pueden ayudar a describir por qué se siente de cierta manera. Y algunas personas prefieren ser una caja de resonancia para que puedas compartir tu dolor y tu ira.

Hablarlo con otras personas, que te conoce y conocen a tu esposo podría venir a bien para centrar lo que sientes y ver tus errores, no viene mal hacerlo.

9. Ambos necesitan que funcione

Aunque el amor sigue ahí, la relación solo funcionará si los dos están dispuestos a hacerlo funcionar. Si una persona hace todo lo posible en la relación, inevitablemente fracasará.

¿Qué significa? Ambos deben estar de acuerdo en que harán todo lo posible para mejorar la relación. Ambos también deben estar de acuerdo en que ambos quieren que esta relación funcione.

También significa que si tu pareja está demasiado desanimada o es perezosa para trabajar en la relación, debes desconectar el enchufe y valorar lo que tienes en casa… es duro aceptarlo, pero sin duda es un trabajo de los dos, no sólo tuyo.

Sin duda puedes arreglar las cosas entre tu esposo y tú

Sufrir un momento difícil en una relación es complicado para cualquier pareja. Pero recuerda, ninguna relación es perfecta. Siempre que haya amor y la voluntad de hacerlo funcionar, tú y tu esposo pueden superar cualquier problema de relación.

Usa estos consejos y dale algo de tiempo. Intenta ser positiva. Tú y tu pareja van a arreglar las cosas.

Es verdad que una ayuda extra, como ir a terapia de pareja podría venir a bien para que la relación mejore, pero son cosas que tendrás que valorar dependiendo de si tu pareja quiere o no participar para arreglar la situación entre los dos.

¡No dejes de leer más de mis artículos!

Nacho Román

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *